viernes, 6 de junio de 2008

ANSE Y WWF/Adena PIDEN A LOS AYUNTAMIENTO DE LORCA Y ÁGUILAS LA RETIRADA DEL PROYECTO URBANÍSTICO EN MARINA DE COPE.




NOTA DE PRENSA: 5 de junio de 2008

Ambas organizaciones, junto a la asociación Prolitoral (para la defensa jurídica del Medio Ambiente), han remitido a los ayuntamientos de Lorca y Águilas sendos escritos de alegaciones al Informe de Sostenibilidad Ambiental en Desarrollo de la A.I. R. “Marina de Cope”, para la que se ha procedido a la Modificación de los Planes Generales de Ordenación Urbana de los dos municipios en esta zona costera.
ANSE y WWF/Adena consideran que la AIR cuenta con una gran inseguridad jurídica, pues se basa en una artimaña legal recurrida ante el Tribunal Constitucional: la disposición adicional a la Ley de Suelo de la Región de Murcia que equiparaba la superficie de los espacios protegidos de la Región de Murcia a la de los LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), conllevó la desprotección de uno de los espacios protegidos más valiosos de cuantos existen en el Sureste ibérico, la única zona extensa de costa baja no urbanizada en el Mediterráneo ibérico, la Marina de Cope.
Mediante el ajuste a los límites de los LIC se desprotegieron, sin el más mínimo respaldo técnico y con un más que dudoso respaldo legal, 1.600 hectáreas de dicho Parque Regional, que coinciden justamente con la zona afectada por la AIR de Marina de Cope: pretende crear una nueva zona residencial para 50.000 habitantes, donde actualmente no existe ningún desarrollo urbanístico, que incluye al menos 5 campos de golf y una marina deportiva para 1.500-2.000 embarcaciones.
La afección al hábitat de tortuga mora, junto con la pérdida de zonas vitales de campeo de aves rapaces, como el águila-azor perdicera, son los principales impactos sobre la fauna del medio emergido. Además, la zona afectada (directa o indirectamente) incluye 700 hectáreas de hasta 34 hábitats de interés comunitario.
Las organizaciones opinan que la afección a las praderas sumergidas de Posidonia oceanica por la construcción de la marina interior y obras complementarias será muy importante y los daños que se ocasionen serán irreversibles, como lo serán igualmente en la formación de dunas fósiles que sería parcialmente destruida para la construcción de la marina deportiva.
Por si esto fuera poco, los ayuntamientos de Águilas y Lorca promueven otras modificaciones de sus Planes Generales de Ordenación que permitirían la construcción de más de 140.000 nuevas viviendas en el caso de Águilas y más de 150.000 en el de Lorca.
A pesar de tanto mensaje institucional (también en el Día Mundial del Medio Ambiente), y en plena crisis del sector de la construcción, las administraciones locales y autonómica siguen apostando ciegamente en la Región de Murcia por los nuevos desarrollos urbanísticos, incluso desprotegiendo espacios naturales, como ha ocurrido con Marina de Cope.
Para más información:
Pedro García (ANSE): 689 78 85 15.
José Luís G. Varas (WWF/Adena): 690 32 45 40.

1 comentario:

eric dijo...

Me parece un horror observar como se van a cargar el litoral los cuatro hijos de **** que sólo piensan en el turismo y en enriquecerse aún más. Si con la crisis aún tienen los cojones de querer edificar en la zona de cope, por mí e.t.a. Ya está tardando en actuar de nuevo, ésta vez debería ser un ataque directo contra los concejales y empresas que apoyan éste infierno. No hay justicia, nunca la ha habido, pero esto ya es el colmo. Deseo con todo mi corazón que algo ocurra para que este proyecto no llegue a materializarse nunca. Desde aquí mi más sincero y poderoso apoyo a todos los que estan en contra, por dios, qué le estamos haciendo a la tierra, a nuestra propia madre? Algún día, pase lo que pase, pagarán por ello, así lo deseo con toda mi alma. Si ésta carnicería finalmente se hace realidad, ya tardamos en salir a la calle todos, no sólo para pedir trabajo, sino para pedir decencia y dignidad en un país en el que sólo reina la paella, la fiesta y la estupidez! Los turistas vale más que se busquen otro rincón para infectarnos con su turismo podrido.